Columna N° 2 En Contacto con la Conservación: Ya no son sólo árboles

Nuevas capacidades y funciones han hecho del árbol uno de los seres  vivos más complejos y a la vez imprescindibles dentro del escenario ambiental global

Nunca como hoy,  los árboles habían tenido tanta visibilidad e importancia, porque más allá de su valor para la vida de los seres humanos, son considerados esenciales para el  ecosistema,  para prevenir la erosión, limpiar el CO2  del aire y fertilizar el suelo, incluso también como elemento estético y paisajístico y con propiedades sanadoras físicas y mentales.

Asimismo, en los últimos años y producto de la investigación, se le ha reconocido a esta especie capacidades como la de comunicarse, según lo señala Suzanne Simard, silvicultora de la Universidad de Columbia Británica, quien explica que este intercambio se realiza a través de una red subterránea de hongos similar a internet,  para compartir nutrientes e información, en función de su sobrevivencia y defensa. https://www.bbc.com/mundo/media-44704228 

Peter Wohlleben, por su parte, dejó constancia en “La vida secreta de los árboles”,  https://www.youtube.com/watch?v=JVTtfSotvXs, que los árboles tienen sentimientos o conductas que podrían parecerse a estos. Indica, que esta sensibilidad propia de los seres vivos, se puede percibir en la función protectora que desempeñan los árboles madre (los más antiguos de un bosque) con los árboles más jóvenes, en lo que podría interpretarse como una acción solidaria de supervivencia colectiva.

Así, cuando se entiende que los árboles son seres vivos que sienten y se comunican, nuevos retos surgen en la comunicación ambiental, sobre todo cuando se trata de  estrategias que buscan informar y crear conciencia, pero también promover la interacción responsable con el ambiente.

Las redes sociales como Twitter, YouTube e Instagram, han incentivado la participación de jóvenes y niños como emisores,  y es común verlos manifestando su preocupación sobre la sustentabilidad del planeta, aportando ideas y  asumiendo el liderazgo en favor de los bosques por su impacto positivo  en el clima global, como lo hace   @GretaThunberg una activista sueca de 16 años.

En cuanto a  los temas, Twitter pone el foco en la devastación de este extraordinario ser vivo, la regulación de los procedimientos de tala y poda que atentan contra su salud y sobrevivencia; las acciones de los gobiernos municipales ante la expansión de las urbes y su relación con los árboles.

 @Arbolcl (Colombia) le da prioridad a las ciudades verdes y conforme a este objetivo publica trabajos periodísticos relacionados con la ausencia de lluvias como consecuencia del cambio climático y su efecto en los árboles. Igualmente,  alerta  sobre el concreto y el hormigón, factores estresantes del arbolado urbano y las podas excesivas que les ocasionan heridas y los debilitan.

Por su parte, la ONG internacional @RnfrstAll_Latina  (rainforest-alliance.org/es)  promueve el uso sostenible de la tierra para lograr bosques fuertes y comunidades prósperas. Al respecto acota: “Los árboles de los bosques son acueductos naturales, redistribuyen hasta  el 95% del agua que absorben donde más se necesita. La mantienen en el suelo, evitando la erosión y luego la liberan a la atmósfera produciendo un efecto de enfriamiento”.

Las revistas digitales a través de esta misma red, aportan una visión propia y datos inéditos, como Nature que da cuenta de la cantidad de árboles que existen en la Tierra de acuerdo al estudio realizado con satélites  por  un grupo internacional de  científicos convocados por la Universidad de Yale. Las respuestas sorprenden: más de tres billones de árboles, con Canadá a la cabeza  como el  país más arborizado, de los cuales le corresponderían 422 a cada ser humano.  Resultados no  deseables son, que cada año se pierden 15 mil millones de árboles y a ese ritmo,  en el año 2415 ya no habrá árboles.

 

También circula por las redes los hallazgos de la investigación del Servicio Forestal de EE.UU: en ese país afirma,  los árboles salvan miles de vidas al año, concretamente  han evitado la muerte de 850 personas al prevenir 670.000 casos de problemas respiratorios agudos, por su capacidad de eliminar  parte de la contaminación de la atmósfera, se lee en  @muyinteresante.

Mientras existan, los árboles continuarán mostrándole al hombre sus infinitas posibilidades porque no son solamente raíz, tronco y ramas, sino seres vivos cuyas  funciones y capacidades van más allá de  lo utilitario y lo místico.

 

MSc. Luz Delia Reyes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 4 =